El último organillero de Bolivia

Sergio Ríos se ha propuesto rescatar el oficio en extinción. Junto a su instrumento lleva un mono bailarín de peluche que encanta a los niños. Con sombrero negro, corbata gato y anteojos redondos, Sergio Ríos Hennings es el último organillero de La Paz. Su instrumento, el organillo, es el corazón de uno de los oficios Read More …